Seleccionar página

Enrique Olguin Alviña

marzo 10, 2022

El Mejor Liderazgo En Tiempos Conflictivos

En el ambiente laboral todos hemos vivido momentos donde sentimos y experimentamos cierta presión al estar desarrollando alguna actividad; puede ser una sensación de agobio por tener mucho que hacer o por que se nos han impuesto tareas muy pesadas, o la idea de que acarreamos las expectativas de muchas personas, entre tantas otras.

La presión que afecta a un ambiente laboral está formada por diversos factores con distintas causas que confluyen en un mismo espacio impactando a todos de manera única y personal. Esta sensación puede ser causada entre otros, por las relaciones interpersonales entre los colaboradores, por una mala situación económica de la empresa, por no cumplir las metas establecidas o por factores externos; situaciones fuera del espacio laboral que tienen un impacto a nivel humano y de manera transversal. Es este último punto (factores externos) el único que no podemos controlar de manera directa ni estar realmente preparados para que sucedan ya que son situaciones que no podemos prever y que vienen a romper con ciertas normas o formas ya establecidas. Llevamos un par de años viviendo una actualidad que es ciertamente distinta a la que podríamos haber imaginado en un pasado no tan lejano. Los últimos años marcados por la pandemia (sus restricciones, limitaciones, vacunas, protocolos y nuevas variantes) acompañado y mezclado con temas sociales y políticos alrededor de todo el mundo han ido definiendo una sociedad polarizada en una gradación de hechos que hoy terminan en conflictos bélicos.


Es en estos momentos cuando los buenos lideres toman vital importancia, y específicamente en el ambiente laboral significa el saber reaccionar rápidamente a las crisis reconociendo los problemas que se presenten, tomando decisiones, tranquilizando a los colaboradores, actuando consecuente y coherentemente, manteniendo la calma e intentando marcar el rumbo de la organización al tomar la iniciativa.
Normalmente, quienes están llamados a ser lideres, teniendo aptitudes innatas o desarrollándolas posteriormente, tienden a ser quienes más presión se autoimponen constantemente impulsándose ellos mismos y a su equipo en ir por mayores objetivos. Por eso la importancia de saber hacerlo de una manera saludable y productiva logrando que este ímpetu por ir hacia adelante no sea algo que agregue más presión al ambiente laboral, si no que, algo positivo que con criterio se adecue a la necesidad de cada momento.

Las crisis son momentos que definirán y formarán el tipo de liderazgo de una persona, la reacción que se tenga a esta impactara de manera positiva o negativa en la percepción que los colaboradores hagan del líder y en su validación como tal, por lo tanto, la intención de un buen líder es brindar orientación y compromiso positivo para proteger a la organización, a sus colaboradores y a los clientes. Acá te dejamos algunos consejos para continuar desarrollando tus aptitudes y habilidades como líder, algunas especialmente indicadas para tiempos de crisis:-Tener Credibilidad: Es uno de los aspectos mas importantes que debe poseer un líder, siendo auténtico y fiel a sus valores. La credibilidad es la base de la honestidad de un líder, es un indicador de su aceptación y de sus capacidades. -Continuo Aprendizaje: Estar en constante desarrollo estudiando, generando agilidad al aprender, ampliando nuestro criterio y conocimiento intentando mejorar progresivamente nuestras habilidades como líder. -Influir Positivamente: Como influya un líder a sus colaboradores determinara´ que aspectos son significativos y cuales no, si un líder no puede influir en su equipo hacia el cumplimiento de objetivos o guiarlos hacia un camino establecido de nada servirá que tan organizado tengamos todo previamente. -Cuidando a los colaboradores: esto es poniendo atención a las emociones y al medio ambiente en el cual se desarrolla el trabajo. Permitiendo así que se expresen las mejores condiciones para enfrentar las labores.-Generando Expectativas: haciendo que participen en los desafíos, que estos sean claros y alineados con ellos mismos y la empresa.

-Reconocer: En forma oportuna e individualmente destacar los esfuerzos y presencia de las personas.-Buena Comunicación: Saber comunicar claramente nuestras ideas dependiendo del momento y del receptor, y más importante aun saber escuchar activamente las opiniones y comunicaciones de nuestros colaboradores. Crear ambientes donde todos sientan la libertad y confianza de poder expresarse sabiendo que serán tomados en cuenta. -Dar Autonomía: Reconocer las capacidades y habilidades de los demás, fomentando además el trabajo colaborativo y la autoestima, creando confianza y crecimiento grupal.-Fuentes Creíbles: Asumir la responsabilidad de usar y buscar fuentes de información creíbles, no dar espacio para noticias falsas que puedan generar odiosidades. Y ciertamente no usar las redes sociales como fuente de información. -Canales Adecuados: Identificar los mejores canales y formas de entregar mensajes e informaciones dependiendo de la situación, procurando que todos quienes sean necesarios escuchen el mensaje, en crisis la transparencia es fundamental.
En Bonum Vita estamos atentos a los cambios que vivimos, por ello acompañamos y apoyamos a las empresas en la generación de los mejores liderazgos entregándoles herramientas desde la Neurociencia y la Psicología Positiva en todas nuestras colaboraciones, permitiendo así que se exprese y potencie el mejor Bienestar Laboral. 

Enrique Olguín Alviña