Amabilidad en el Trabajo

La interacción con otras personas en el espacio laboral es una de las cosas más importantes que hemos perdido al trabajar remotamente. Para muchos es fundamental construir una relación o tener algo de cercanía con la gente que comparten en el trabajo, escuchar sus opiniones, felicitaciones o críticas en temas laborales, conversar banalidades cuando nos tomamos un descanso para un café o al ir a buscar agua, etc. Estas interacciones sociales ayudan a encontrar alegría y una sensación de comodidad en el trabajo; lo que actualmente puede parecer mas difícil, ya que la mayoría de la gente está laborando desde casa, privados de la cantidad usual de relaciones interpersonales.



Sin embargo, los estudios dicen que un valor podría ser la respuesta y solución para recuperar la sensación de un ambiente laboral interactivo y social, actualmente disminuido en tiempos de pandemia; La Amabilidad, a través de reconocimientos y elogios hacia los demás, tiene el poder de transformar la experiencia del trabajo remoto.

Una forma que podemos practicar la amabilidad en el trabajo es reconociendo la labor y dedicación de otros. Los estudios demuestran que los colaboradores que se sienten reconocidos en su trabajo tienen muy bajas probabilidades de sufrir “burnouts” o absentismo laboral, además, se sienten satisfechos, aumentan su autoestima, mejoran sus autoevaluaciones y liberan una seguidilla de emociones beneficiosas que los dejan en un estado positivo que crea un más agradable entorno laboral. Los estudios incluso profundizan en los beneficios de esta actitud, diciendo que los niveles de felicidad y bienestar aumentan más cuando damos elogios, que cuando los recibimos.


La práctica de este valor social también genera una sensación de significancia y trascendencia, ya que implica invertir y participar en algo más grande que nosotros; La sensación real de aportar en la felicidad de alguien. Esto influye positivamente tanto en como nos perciben los demás, y personalmente, en cómo nos sentimos con nosotros mismos, con un mayor nivel de bienestar y felicidad, y percibiendo que tenemos lo necesario para ser una buena persona. Traspasar esto al trabajo remoto, siendo conscientes de los beneficios de practicar la amabilidad, hará que encontremos más momentos de alegría y satisfacción en el ambiente laboral.


En estos de tiempos de pandemia y trabajo a distancia, es primordial fomentar conexiones sociales más positivas y amables en el ambiente laboral. Las investigaciones dicen que cuando una persona recibe un acto amabilidad, este lo devolverá prontamente, y no necesariamente a la misma persona, si no que comúnmente a alguien más. Así se comienza a generar una cultura e identidad organizacional, con base en un ambiente laboral, amable, grato y más feliz.


En Bonum Vita acompañamos a las organizaciones y las personas en particular a accionar este valor, la amabilidad, así como otros avlores y estados emocionales para generar mejor desempeño y culturas confiables.



Entradas anteriores