ENGAGEMENT, HOY MAS IMPORTANTE QUE NUNCA

Fortalecer el Engagement, o Involucramiento en español, aparece hoy como una alternativa para afrontar la nueva normalidad en las empresas, en el contexto de la pandemia COVID-19.


Involucramiento: Trabajar focalizada y apasionadamente para contribuir con el mejor aporte a la organización.

El Involucramiento es el estado óptimo que se quisiera que todos los trabajadores demostraran, independiente de su rol específico


Podemos distinguir 3 niveles de Involucramiento:


· Involucrado: aquel que responde a la definición, es decir, colaboradores dando lo mejor de sí para aportar a la organización y alcanzando altos grados de satisfacción al hacerlo.


· No Involucrado: aquellos que cumplen en su trabajo en lo justo, pero no están dispuestos a aportar más allá porque “es solo un trabajo”


· Activamente desinvolucrados: trabajadores que están descontentos con su lugar de trabajo y lo muestran abiertamente, criticando y objetando los beneficios de la empresa y sembrando negatividad.



De acuerdo con resultados de Gallup, una compañía multinacional de consultorías, en Chile, las empresas cuentan con solo un 30% de trabajadores involucrados, un 56% se manifiesta no involucrados y un 13% está activamente desinvolucrado.


Si esto lo trasladamos a una analogía en que la empresa es un bote y todos los trabajadores sus remeros para que avance, implica que tenemos solo un 30% de la fuerza laboral haciendo el real esfuerzo, la mitad se está dejando llevar y un grupo de trabajadores está desestabilizando el bote.


En estos tiempos en que muchas empresas se han visto obligadas a tomar decisiones de reducción de costos, incluyendo la reducción de personal o recortes en los beneficios para los colaboradores, es crucial tener presente el impacto que dichas medidas pueden tener en los niveles de rendimiento y productividad; como podrían afectar “el avance del bote”. Una forma de afrontar esto y hacer que el impacto sea menor o incluso nulo, es el foco en propiciar el Engagement.


Instituciones científicas han demostrado en estudios, una y otra vez, que existe una relación causal entre el Involucramiento (engagement) de cada trabajador y su nivel de productividad. Estudios realizados por Gallup muestran que los equipos con mayor Involucramiento activo (Engagement) tienen una tasa de productividad 14% mayor en comparación a equipos con menor compromiso. Y que los trabajadores de este último grupo le cuestan a la compañía, el equivalente al 18% de su salario anual.


En el mundo, un 67% de los trabajadores no practica el involucramiento activo en su empresa. En Chile, con una cifra similar, implica que una empresa de 100 trabajadores, con un sueldo promedio mensual de $800.000, “perdería” $600 millones anuales por tener trabajadores no involucrados. Respaldado por la ciencia, la forma más fácil de cuantificar el impacto en decisiones sobre presupuesto y costos es midiendo el impacto en inversiones en el Involucramiento de los empleados, de hecho, algunas compañías usan el Engagement como indicador de la productividad (y los números lo respaldan).


Esto indica que cualquier estrategia de reducción de presupuesto que afecte el nivel de Engagement de cada trabajador, estará finalmente afectando la productividad de la empresa.

En contrapartida, las estrategias que promuevan y vayan en pro del Engagement aumentan la productividad a un costo adicional mínimo o marginal.


El nivel de Involucramiento Activo, Engagement, de los trabajadores de una empresa tiene un importante impacto financiero ya que están directamente relacionados a KPIs de de nivel de ventas, satisfacción de clientes y rentabilidad de la empresa.


¿Y cómo se Trabaja y Desarrolla el Engagement?


  • Poniendo foco en desarrollar las fortalezas: las investigaciones demuestran que al poner el foco en lo que funciona y fluye en una persona, los desempeños crecen. Aquí es fundamental el rol de las jefaturas, estas inciden en hasta un 70% del nivel de Engagement de un trabajador. Son determinantes en identificar y desarrollar las fortalezas.


  • Evitando las multitareas (multitasking): los estudios muestran que, al trabajar en varias tareas simultáneas, nuestra capacidad cognitiva disminuye y aumentamos el estrés.


  • Promover el uso de herramientas/tecnología para trabajar organizadamente ayuda a disminuir el multitasking.



En Bonum Vita trabajamos a fondo en nuestro modelo estos y otros elementos para desarrollar el Involucramiento Activo, como parte de nuestro modelo de Felicidad Organizacional aPRESIA


Estamos seguros que superar esta crisis con buenos niveles de rendimiento y productividad, es posible. Y sin duda, una manera muy prometedora de hacerlo es con foco en el Engagement, proporcionando el Involucramiento Activo de cada colaborador de la empresa.


Entradas anteriores

© Bonum Vita SpA

Carlos Antúnez 2025 of. 806

Providencia, Santiago.

Teléfono: +56984486500

Encuéntranos en Linkedin

  • LinkedIn - Círculo Negro