Escuchar Música: Una de las maneras mas efectivas de cambiar nuestro estado de ánimo


Quizás todos somos conscientes de cómo la música tiene la capacidad de influir directamente en nuestras vidas; ya sea acercándonos a una emoción o sensación; dándonos energías o relajándonos. Múltiples estudios demuestran como escuchar música mejora nuestro estado de ánimo y nos ayuda a combatir la depresión. Sin embargo, los beneficios no se detienen ahí, el escuchar música también puede mejorar el flujo sanguíneo (de una manera similar a las estatinas), reducir los niveles de hormonas relacionadas con el estrés, como el cortisol, aliviar el dolor de ciertas áreas del cuerpo y muchos otros beneficios sorprendentes demostrados en estudios, tales como que escuchar música previamente a una intervención quirúrgica mejora los resultados postoperatorios.



Los científicos apuntan a que la música pareciera activar selectivamente los sistemas neuroquímicos, las estructuras cerebrales asociadas con un estado de ánimo positivo, la atención y la memoria de una forma que promueve cambios beneficiosos. Muy similar y comparable a como funciona la meditación y a los resultados que esta nos entrega; como mejor calidad del sueño, mejor estado de ánimo, y otros beneficios a la salud y al bienestar general.


Sin embargo, la música también puede agitarnos e inquietarnos, generando resultados negativos hacia nuestro estado de ánimo. Ya que la música transmite emociones y sensaciones, estas pueden ser percibidas e interpretadas de manera distinta por cada persona, e incluso nuestra interpretación de ellas puede variar con el tiempo. Por ejemplo, música de terror puede generar ansiedad, o escuchar una canción repetidas veces puede crear impaciencia, o simplemente escuchar música que no es de nuestro agrado puede disgustarnos. Por eso a veces también es importante disfrutar la ausencia de esta, y saber que el silencio puede ser mejor que escuchar música de una forma más aleatoria.



La música es ritmo, y nuestro cuerpo está lleno de sistemas que funcionan independientemente a su ritmo, y que, en conjunto, encuentran uno en común. Por esto, el ritmo y otras características musicales de la canción o tema que escuchemos, influirán directamente en los sistemas de nuestro organismo, modulando los ritmos a los que estos trabajan, tales como nuestro pulso y la actividad de las redes neuronales de nuestro cerebro. Fácilmente podemos deducir que las canciones o temas lentos, con progresiones de acordes calmadas y notas prolongadas ayudan a relajarnos; y que la música caótica con tempo rápido, provocarían lo contrario. Sin embargo, estas conclusiones son subjetivas, ya que cada persona tiene gustos diferentes, interpretando y sintiendo la música de una manera única y personal; pudiendo gente encontrar relajo al escuchar rock y otros inquietarse al escuchar música muy calmada.


Uno de los descubrimientos más sorprendentes sobre cómo la música influye en nuestro cerebro y cuerpo es que esta no funciona ni es recibida en una parte particular o específica del cerebro, si no que activa casi todas las regiones de este, estimulando casi todas las áreas transversalmente.


Sabiendo los beneficios que escuchar música nos entrega, seria bueno incorporarla a nuestras actividades diarias, mas aun si necesitamos concentración o relajación (aunque no debemos olvidar que el multitasking puede jugarnos en contra en algunas ocasiones). Para esto los invitamos a escuchar más música para recibir todo lo bueno que esta nos proporciona. Acá les dejamos dos playlists que, para nosotros en Bonum Vita, generan emociones y sensaciones positivas; una clásica, con toques alegres, potentes y energizantes de reconocidos compositores, y otra más actual con música popular incluyendo variados estilos siempre con una mirada hacia las vibraciones positivas.


¿Qué temas agregarías a estas listas para darte mejores emociones?


¡Que las disfruten!


Playlist 1

Playlist 2




Entradas anteriores