Grit, la Pasión y la Perseverancia más que solo talento.

La idea general es que cuando alguien destaca mucho en una disciplina es por que es talentoso, naturalmente bueno para hacer alguna cosa, y no se puede hacer nada al respecto, “lo tienes o no lo tienes”. Sin embargo, existe un concepto mucho más importante, que es el principal y real responsable de cuando existen altos desempeños y se alcanzan metas que antes parecían inalcanzables, El Grit, un concepto que apunta a lograr desempeños superiores y que en nuestras colaboraciones entregamos y desarrollamos por medio de talleres o trabajando en sesiones de coaching con los colaboradores en las organizaciones.



El Grit es acerca de alcanzar el éxito y resultados. Según los estudios y publicaciones es la perseverancia y la pasión en mayor medida las que permitirán alcanzar las metas. Para esto debemos desarrollar y practicar en nuestras actividades estos 2 elementos. Grit es mantener en el largo plazo una intensidad y consistencia junto a una mentalidad fija en la meta deseada. Para lograr esta actitud se necesita una gran determinación y tenacidad, por esto, para poder practicar y desarrollar nuestro Grit, debemos encontrar temas y actividades que nos apasionen, practicarlos con intensidad y esfuerzo, teniendo claro el beneficio que nos traen y las metas que queremos alcanzar. Así será más fácil poder encontrar la dedicación requerida para desarrollar nuestro Grit, ya que estaremos trabajando lo que nos apasiona y sabiendo a dónde queremos llegar.



Si bien, tener talento para algo facilitará mucho la capacidad con la que aprendemos o mejoramos en algún tema, enfocarnos solo en este puede ser contraproducente. El problema es que el talento por si solo no sirve de mucho, ya que puede ocasionar que se olviden o releguen otros factores que son fundamentales en el proceso de alcanzar un alto nivel de rendimiento. Para poder cumplir nuestros objetivos y alcanzar las metas que nos dispongamos, debemos mezclar nuestro talento con esfuerzo y perseverancia, Grit, así desarrollaremos nuestras habilidades a nuevos niveles y surgirán grandes logros.




¿Cómo podemos desarrollar el Grit? como decíamos previamente, el Grit se constituye principalmente de dos elementos: perseverancia y pasión. La pasión es una especie de guía que nos indicará un camino a seguir, nos apuntará hacia una posible meta o lugar donde queremos llegar. Identificar lo que nos interesa de una manera sobresaliente, lo que nos apasiona, es el primer paso para desarrollar nuestro Grit, luego debemos analizar nuestra situación en base al tema elegido, en qué nivel nos encontramos y dónde queremos llegar. Así estableceremos nuestros deberes diarios y comenzaremos a practicar y mejorar día a día, hasta que sintamos que dominamos una habilidad, con entrega total hacia lo que nos apasiona. Hacer lo que nos apasiona es una situación ideal, pero saber cómo avivar nuestra pasión es mejor aún.


En el proceso de desarrollar nuestro Grit, debemos rehuir algunos aspectos que pueden complicar el progreso:


-Evitar el perfeccionismo, nunca se es lo suficientemente bueno en algo.

-No avanzar sin un propósito claro, debemos identificar porqué lo hacemos y qué beneficios trae para nosotros y para quienes nos rodean.

-No perder la esperanza, los resultados no son inmediatos y pueden demorar en llegar, también podemos sufrir derrotas en el proceso.

-No debemos rendirnos ya que perseverar es la única forma de mejorar y desarrollar el Grit, para alcanzar nuestras metas.


En definitiva el Grit se trata sobre tener un propósito, una meta clara, un lugar donde queremos llegar, saber lo que queremos aportar al mundo, y hacerlo con pasión, dedicación y esfuerzo.

En Bonum Vita te ayudamos a potenciar y expresar tu Grit, es decir tu pasión y perseverancia que junto al talento, que todos tenemos, te permitirán alcanzar mejores resultados y desempeños.

Entradas anteriores