Mas que dormir, descansar para recargar energías


Es muy común que los confundamos, pero dormir y descansar no son lo mismo. Se piensa que, por dormir las horas idealmente aconsejadas estaremos descansados y repuestos, pero, en realidad, existen otros tipos de descansos que son necesarios para poder alcanzar una verdadera sensación de relajación y recarga de energías.


Este concepto está apoyado por muchos estudios que hablan sobre los beneficios de descansar apropiadamente, y las formas adecuadas de hacerlo. Los expertos identifican siete áreas claves para un descanso real:

Descanso Físico: puede ser activo o pasivo. El descanso físico pasivo es el que más conocemos: dormir. Esto incluye las siestas; que han demostrado en diversas investigaciones que influyen directamente en una mejor agilidad mental, fluidez verbal y memoria laboral. Por otro lado, el descanso físico activo se refiere a actividades reconstituyentes que traigan relajación y una sensación de bienestar, junto con mejorar la circulación y la flexibilidad, tales como yoga, elongación, terapia de masajes y otras prácticas similares.


Descanso Mental: a veces, aun habiendo dormido lo suficiente, despertamos con la sensación de no haber descansado; normalmente esto se asocia a una falta de descanso mental. Para esto se recomienda el tener como hábito ponernos pequeños breaks durante el día, cada dos horas de trabajo; así podremos mantener el foco y la concentración en las tareas que realicemos, a la vez que permitir al cerebro activar otras zonas que lo restauren y evitaremos el “burnout”.

Descanso Sensorial: la prolongada exposición a luces brillantes, pantallas, ruidos ambientales o múltiples conversaciones simultaneas, pueden provocar una sensación de agobio y estrés. Lo ideal sería buscar momentos en el día donde podamos desconectarnos de estos estímulos, cerrar los ojos por un minuto y separarnos de los aparatos electrónicos. Los breaks mencionados anteriormente para el descanso mental son una buena forma de combinar ambos descansos.




Descanso Creativo: especialmente bueno para cuando necesitamos resolver problemas o buscar nuevas ideas. Se trata de despertar esa sensación de asombro que tenemos al ver cosas que nos maravillan, ya sea disfrutar de la naturaleza, escuchar música o apreciar el arte en sus variadas formas. Algunos ejemplos que sirven de consejo serian; decorar tu lugar de trabajo con diferentes elementos que te inspiren o imágenes de lugares que te agraden; otra forma es devolverte del trabajo a tu casa por rutas que normalmente no acostumbres a transitar, ayuda más si lo haces escuchando música que también sea nueva para ti. Al cerebro le encanta lo novedoso y mientras más “material” le das, más se despierta la creatividad.

Descanso Emocional: se refiere a tener el tiempo y espacio para expresar libremente nuestros sentimientos y emociones, tratando de ser fieles a nuestros deseos por sobre lo que se espera de nosotros. A veces, podemos dejar de lado nuestras emociones y hacernos daño en el proceso de complacer las opiniones de otras personas; si podemos ser honestos con nosotros mismos, con como nos sentimos y hacérselo saber a los demás con serenidad y empatía, podremos evitar comprometernos a situaciones que no nos agradan y vivir más cómodos.



Descanso Social: se trata de rodearnos de gente positiva y solidaria. En ocasiones, podemos fallar al reconocer la calidad de las relaciones que tenemos con algunas personas, es importante tratar de incorporar a nuestro círculo gente que nos aporte y ayude a crecer; y tratar de evitar o mejorar aquellas relaciones que solo restan pues estas drenan muchísima energía.

Descanso Espiritual: se refiere al estado que se puede alcanzar al meditar u orar, al conectarnos con algo más allá de lo físico y mental, encontrando una sensación de pertenencia, propósito, amor y aceptación. Con solo 5 minutos diarios de práctica, ya muestran resultados beneficiosos y la paz y conexión con emociones elevadas nos energiza.



Si bien es muy importante la calidad y cantidad de sueño que tengamos, también lo es tener presente todos los otros factores que influyen en un real descanso y cultivarlos para lograr el real objetivo del descanso: llenarnos de vitalidad para todo aquello que es significativo para nosotros.

Entradas destacadas
Posts Are Coming Soon
Stay tuned...
Entradas recientes
Archivo
Buscar por tags
No tags yet.
Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square

© Bonum Vita SpA

Carlos Antúnez 2025 of. 806

Providencia, Santiago.

Teléfono: +56984486500

Encuéntranos en Linkedin

  • LinkedIn - Círculo Negro